lunes, 22 de diciembre de 2014

Caín

Caín - José Saramago

Qué diablo de Dios es éste que, para enaltecer a Abel, desprecia a Caín. Si en el Evangelio según Jesucristo José Saramago nos dio su visión del Nuevo Testamento, en Caín regresa a los primeros libros de la Biblia.

En un itinerario ortodoxo, recorre ciudades decadentes y establos, palacios de tiranos y campos de batalla de la mano de los principales protagonistas del Antiguo Testamento, imprimiéndole la música y el humor refinado que caracterizan su obra.

Caín pone de manifiesto lo que hay de moderno y sorprendente en la prosa de Saramago: la capacidad de hacer nueva una historia que se conoce de principio a fin. Un irónico y mordaz recorrido en el que el lector asiste a una guerra secular, y en cierto modo, involuntaria, entre el creador y su criatura.




Frases que recordar

"La historia de los hombres es la historia de sus desencuentros con Dios, ni él nos entiende a nosotros ni nosotros lo entendemos a él."

"Para desearte suerte tendría que saber primero qué es lo mejor para ti - Cosa que ni yo mismo sé."

"Nadie es una sola persona."

"Al contrario de lo que suele decirse, el futuro ya está escrito, aunque nosotros no sepamos cómo leer la página."



Otros libros de José Saramago:

-Tierra de pecado. (1947)
-Claraboya. (1952)
-Memorial del convento. (1982)
-Historia del cerco de Lisboa. (1989)
-Todos los nombres. (1997)
-La Caverna. (2000)
-Ensayo sobre la lucidez. (2004)
-Las intermitencias de muerte. (2005)
-El viaje del elefante. (2008)
-Alabardas. (2014)



Si te gustó este libro, te gustará

Nieve. (Maxence Fermine)

A finales del siglo XIX un joven poeta japonés se ejercita en el arte de haiku. Para perfeccionarse decide viajar al encuentro de un anciano pintor que se ha quedado ciego. Entre ellos se establece una relación hecha de respeto y silencios.




Galíndez. (Manuel Vázquez Montalbán)

Nueva York, 1956: Jesús de Galíndez, representante del PNV en Estados Unidos, trabaja en una tesis doctoral sobre las dictaduras latinoamericanas centrada en la figura de Trujillo y su sanguinario régimen. Poco después, Galíndez es secuestrado y conducido a la República Dominicana.





1 comentario:

  1. Genial Saramago, me encanta su forma de hacer literatura!
    besos!

    ResponderEliminar